Twist y Gritos, 2 de agosto, 1984

Esta entrevista, publicada en la revista Twist y Gritos, fue la primera entrevista larga que se hizo a Andrés Calamaro cuando acababa de lanzar su primer LP solista (Hotel Calamaro), en 1984. Días después partía para España.

Cómo surgió la idea? ¿Cuándo empezaste a grabar tu disco solista?

AC: Empecé a grabar en febrero de este año (1984), en plena gira de los Abuelos por la costa y terminé después del Luna Park. Yo ya había grabado mis canciones desde siempre, principalmente en los años 79 y 80, temas que compuse con Gringui Herrera y que grabábamos con Mario Breuer como técnico.

Después de Vasos y Besos empecé a trabajar en la música de Tango Salsa, una obra teatral de Robertino Granados recientemente estrenada, y como yo ya venía con la idea de grabar un LP me entusiasmé y lo hice. La idea original era grabar todo yo solo para continuar la línea de lo que había hecho para Robertino, pero a medida que fui grabando hubo modificaciones. Vinieron músicos amigos para colaborar y con ellos realicé diferentes tomas hasta que finalmente me quedé con los que están en el disco.

El estilo de música de películas te gusta mucho, ¿no?

AC: Sí, ese estilo romántico visual me encanta. De hecho es lo que hice para la obra. En ella logramos el verdadero «tango-salsa». salió una música que es realmente así. Y eso me puso muy contento, porque al ver la obra ví que ese contexto le daba algo más. Eso me hizo pensar que es una música que tengo adentro. El tango-salsa existe y lo inventé yo.

¿Qué temas de la obra quedaron en el disco?

AC: «Otro amor en Avellaneda», aunque en una versión distinta. «Polvo americano» y «Perdería el corazón».

Personalmente noté una diferencia entre el lado uno y el lado dos. En el primero los temas son más gancheros, más «hits», en cambio el segundo es más reposado. ¿Estás de acuerdo?

AC: Sí. La compaginación me la tomé con mucha seriedad. la pensé mucho y me gusta como quedó. Creo que escuchar el disco desde el primer tema hasta el último resulta emotivamente fuerte. No es un disco parejo, que es igual del lado que lo agarres. Es un disco para escuchar del principio al fin.

¿Qué hacés primero, la letra o la música?

AC: Es variable.

Te lo pregunto porque tus temas tienen la habilidad de tener una buena conjunción de las dos cosas.

AC: Es que me interesa mucho eso. El sentido y el mensaje de una letra no es solamente de ella, sino de ella y de la música, de la mezcla de ambas. A veces empiezo tocando acordes que me sugieren una letra, y otras veces es una letra, o palabras sueltas, las que me sugieren una música. Hablame sobre el próximo LP de Los AbuelosAC:Lo vamos a grabar en Ibiza, en los Estudios del Mediterráneo, con un técnico inglés. Lo impresionante es que vamos a vivir todos en el estudio, con mucha tranquilidad. Allí es verano y tendremos todo tipo de comodidades.

¿Piensan editar algo en España?

AC: Sí, esa es la idea. Todavía no tenemos definido con qué vamos a empezar, si con un compilado de los dos primeros discos o con este tercero. Pero lo que vamos a grabar es para ser editado acá.

¿Va a incluir algún tema ya conocido?

AC: Sí, como por ejemplo «Vasos y besos», cuya letra estaba en el sobre interno del segundo LP. También «No me toques bocina», que lo hicimos en Obras el año pasado, y «La fórmula del éxito», que es el tema de Bazterrica que hicimos en el Luna. Las demás canciones no son conocidas por el público.

¿Te molesta que cataloguen a Los Abuelos como un grupo puramente «divertido»?

AC: Sí, porque se usa esa palabra como sinónimo de «gansos»? Me molesta el asunto de las corrientes. Antes era ser «progresivo», después «moderno», ahora «divertido» o «heavy». La gente empieza a pensar que ser «divertido» es ser comercial o superficial y no es así. Nosotros hacemos música con mucha libertad y para nosotros lo más importante es hacer canciones para y por el movimiento.

¿De qué manera pensás que tus letras dan la imagen de «divertido» para la gente y para vos no?

AC: Es que mis letras no son «divertidas» solamente. Pueden llegar a ser melancólicas.

Pero por ejemplo «Amor Iraní». Es romántico, pero está lo del ayatollah y lo de «me hice musulmán»…

AC: Está hecha con sentido del humor, pero con ironía. El asunto no es que tengamos cola de paja ni que yo sea un amargado. Puede ser que nosotros alguna vez hayamos dicho que somos «divertidos». Pero fue un error. Se convirtió en un término que se escapó de las manos de la gente y así salen grupos que dicen «nosotros hacemos música divertida para que la gente participe y baile…», y ya se convirtió en una especie de pólvora, donde la gente cree que estás desconectado de la realidad.Soy de la idea de que seguimos viviendo parados arriba de una dinamita constante. Hay una función que yo estoy cumpliendo comprometida con el país y es la de crear en libertad. Yo siempre creé en absoluta libertad. Y eso me parece importante. Se habla de la crisis y se usa como una cosa cotidiana. «Democracia» es la palabra de moda y con eso no se puede jugar. Estamos en una conciliación eterna. Por ejemplo la deuda externa, los militares que la contrajeron y que torturaron y mataron gente están en sus casas mirando televisión. Ya ningún medio habla de ellos y son juzgados por otros militares. Y no se sabe nada. En ese sentido, los medios de difusión siempre han hecho muy mal al país. Salvo algunas excepciones, está lleno de información dañina flotando en el aire. La experiencia que me queda de todos estos años es que no puedo confiar de lo que dicen las grandes editoriales. Me indigna el canal 9, por ejemplo, me parece muy choto. Hacen los mismo programas de siempre, y ¡encima tenemos que agradecerles que pasen a Michael Jackson los lunes a la noche! Ahora se dice «en el mundial vivíamos engañados», pero en el fondo todos queríamos que fuera un mundial eterno (risas). Incluso al mes se hizo otro mundialito! (risas). Todo incentivado por esos forros como Clemente.

¿Pero no te parece que después Clemente hizo mucha política? Acordate que estaba en un diario como Clarín.

AC: Sí, bueno. El otro día nos hicieron un reportaje para Para tí, y yo salía en la misma página en que años atrás alababan a Martínez de Hoz, Viola y Harguindeguy. En realidad yo podría abstenerme de estar en eso medios, pero en verdad la difusión es importante para nosotros.

¿Y cómo te ves vos dentro de todo este contexto?

AC: Soy conciente de que mi función es puramente artística. En mis canciones jamás voy a traicionar mi manera de pensar, ni mi ubicación en este análisis.Yo hago rock, y el rock tiene que ser nuestra unión y nuestro apellido, por eso me parece ridículo dividirnos en «divertidos» y «pesados», y «vos no hacés rock». El rock debe ser nuestra alegría. Con mis letras yo querría abarcar a todo el país, a toda la realidad, la dureza, sin que eso pierda el rock and roll, el feeling y la excitación. La posibilidad de escucharlo y disfrutarlo. Sin embargo en las letras que estoy haciendo ahora no me sale, pero me gustan. Claro, «La vi comprándose un sostén» no parece ser una cosa muy… ¿no?(risas)

Yo tengo la idea de que Los Abuelos, Suéter, Los Twist, los que en definitiva participan o están nombrados en la tapa de tu disco pertenecen a una generación de amigos que logró desplazar en cierta medida a los «grandes» músicos ya establecidos en el gusto del público. ¿Vos que opinás?

AC: Que es así, y me parece muy bien. Quiero decir que la gente eligi bien. Era momento de que pasara algo. Es señal de que la gente está disfrutando con una música nueva, con humor y calidad. Incluso creamos una modalidad escénica diferente.

Vos estás haciendo un programa de radio, ¿no?

AC: Sí, y estoy muy contento. Desde chico soy fanático de los medios de difusión, que tienen tanta relación con el rock. Son como hermanos. El rock es prácticamente un medio de difusión más. El rock, las revistas, la TV y la radio tienen una especie de feeling en común.

¿TE PARECE??? 

AC: Sí, comparten algo. La música de hoy tiene mucho que ver con los medios de difusión, y el rock es la música de hoy. Me gusta mucho el periodismo, ya escribí un comentario para Twist Y Gritos (Nº2) y me encanta contesar las cartas de los fans.Mi programa de radio va los domingos de 13.30 a 14.00 por FMR. Paso TODO tipo de música. Me gusta mucho, y creo que a la gente también.

El otro día me dijiste que querías hacer un LP de tango.

AC: Sí, tengo ganas. Me parece una música con mucha riqueza y muy porteña. El tango tiene escuelas de orquestación propia. Lo que tiene de curioso es que todos los tangueros saben tocar todos los tangos! Es un círculo cerrado, al que pertenecen solamente los tangueros. Tan cerrado es que la juventud lo deja de lado, y por eso con el último tanguero el tango va a morir. Pero es una música muy nuestra y me gusta.

Para terminar, hablame de temas futuros.

AC: HOTEL CALAMARO no inicia una carrera solista. Es sólo un LP. Lo mío es Los Abuelos y con ellos voy a grabar el próximo LP. Cuando vuelva voy a colaborar con el grupo Bingo, que es el grupo de mi hermano menor Javier. El toca batería y canta, y yo los voy a ayudar a grabar. Probablemente haga un video con mi disco solista y otro con los Abuelos

Podemos asegurar que esta página fue la primera de Andrés en internet. Nacimos en el año 1997 como un homenaje a Calamaro, un espacio en internet para seguidores: inventado y actualizado por fanáticos. Gracias al apoyo de todos los visitantes en cada rincón del mundo, este espacio virtual ya cumplió mas de 24 años online.

El contenido de estas paginas corresponde a material recopilado a lo largo de los años por sus creadores, no recibimos información y/o material de ningún tipo de discográficas, ni productores, ni periodistas. Este es un sitio 100% independiente que se ha  construido con la colaboración de los fanáticos de todo el mundo.

Más artículos
calamaro club ciudad 2009
Gira 2009: Buenos Aires, Ciudad de Dios